T01E25 - ¿Eres tú el familiar, o el amigo informático?

 

Si encarnas una de las dos figuras que describe el título, serás el Ángel de la Guarda de tus seres queridos, pero también serás la víctima de no tener descanso en muchas ocasiones.

 

 

Y es que todos los que entendemos solo un poquito de esto, en alguna ocasión nos hemos visto envueltos en un embrollo de este tipo. Reparaciones imposibles, fallos que no se sabe de donde han salido…..   todo una gama de problemas que en muchas ocasiones tiene un origen incierto.

Cuando se pregunta el por qué puede haber ocurrido el desaguisado, se suelen obtener respuestas del tipo: «No he tocado nada, y de repente ha ocurrido el desastre» Suele ser una mentira que esconde una «aterradora» sucesión de manipulaciones hechas con desconocimiento. Y lo que es peor, provocan pesadillas al infeliz «solucionador» que en la mayoría de las ocasiones suele ser un buen y bienintencionado aficionado, y en el resto, un poco remunerado profesional……  poco, o nada.

En la charla coincidimos en que a veces hay que saber decir que no, si no, nos podemos encontrar con una «cartera de clientes», que pueden provocar mas pesadillas, que las que provoca la digestión de un cocido, durante una siesta en Agosto. A veces sabe mal, pero la salud mental del reparador agradece alguna negativa de vez en cuando.

Una de las mejores soluciones pasa por instalar Gnu/Linux. Esto seguramente nos evitará muchos dolores de cabeza futuros. Los virus, inestabilidades y malas acciones, tendrán una mejor contención con nuestro sistema operativo favorito. El origen seguro de las aplicaciones, y un operativo robusto y bien auditado dan como resultado un sistema fiable y menos propenso a los problemas que cualquier otro.

Así que, si eres el amigo o familiar informático, aprende a decir que no, aprende a detectar las mentiras, y sobre todo, instala Gnu/Linux…..  tu bienestar físico y mental ganará muchos enteros.

4 comentarios en “¿Eres tú el familiar, o el amigo informático?

  1. Escuché vuestro podcast anoche y como siempre lo hacéis muy ameno y divertido. No conocía en absoluto la complejidad de las tablets y como funcionaban internamente.

    El problema del amigo informático es un problema que viene de largo, y ha machacado literalmente a algunos. Yo conozco un caso de una persona que acabó en Brasil. Era un amigo informático de mi padre, y siempre lo llamaba para resolver problemas con el Windows 3.11 y luego 95. A pesar de que mi padre lógicamente le pagaba muy bien por el tiempo que estaba y venir a casa, seguramente muchos otros no lo hacían. Y esta persona un día decidió irse a Brasil para que nunca más le encontraran. Quien sabe quizás ahora vive como el niño “Tommy” que se perdió en la película “La selva esmeralda”, perdido en la jungla.

    Lo mejor es ayudar a los amigos y familiares, pero siempre hasta la primera línea de sangre que llamo yo. Para todo lo demás somos profesionales y debemos cobrar por ello, simplemente para ser valorados y poder llevar una vida que sea vida.

    Recuerdo un primo mío, que un día me comentó : Tengo una amigo que ha tenido un hijo … y siempre me está llamando para que vaya ver su bebé … pero NO VOY PORQUE SE QUE TIENE EL ORDENADOR ROTO !

    1. Es muy cierto. A mí me toca ser el que tiene que lidiar con las computadoras de mi familia, lo cual tiende a ser un dolor de cabeza para mi por el simple hecho que son máquinas con Windows 7, Vista o 10. Está fragmentado. Además que algunos de sus equipos son equipos viejos y no están dispuestos ha invertir un poco para actualizar los equipos. He sugerido varias veces usar una distribución GNU/Linux, pero mis palabras van a oídos sordos.

  2. Respecto a la perdida de datos en la actualización de windows. Yo he tenido el caso curioso de buscar la partición del sistema y no encontrarla. Resulta que lo instaló en vez de en el ssd donde tengo c: me lo ha puesto en el disco magnético D: que tengo para los datos. Menos mal que tenía copia. Yo no actualicé, reinstalé una copia directa de windows.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *